• entradas
    4
  • comentarios
    12
  • vistas
    5 027

Pobre México, tan lejos de la ESRB y tan cerca de GTA V

No todas las verdades son para todos los oídos… y obviamente, no todo el contenido para todo el público. En los videojuegos, al ser una industria bastante amplia, ha necesitado de un organismo encargado de clasificar el contenido según la temática que éste aborde.

En gran parte de América, la Junta de Clasificación de Software de Entretenimiento (ESRB, por sus siglas en inglés) es la encargada de catalogarlos. Al final del proceso, el juego recibirá un logo, el cual certifica o propone, el público al que va dirigido el juego, según el contenido del mismo.

La idea original es orientar a los padres sobre lo que van a comprar a sus hijos, para que así le den lo acorde a su edad. Ya que no creo que sea agradable, o bueno, que un infante de corta edad tenga conocimiento sobre temas de drogas, violencia, sexualidad y demás.

Sin embargo estamos en México, en el país del valemadrismo. Y sí, esto se vuelve a aplicar en esta industria. Más allá de que los juegos tienen una etiqueta sobre la edad pertinente a la que van enfocados, las tiendas, ya sean exclusivas de videojuegos, súper mercados, establecidas de forma irregular, y demás tipos que puedan existir, no respetan la clasificación, y ahí tienen a gente de 12 años jugando GTA V o Gears of Wars.

Ilógico sería culpar sólo a la obsesión de las tiendas por vender, cueste lo que cueste. Pues aquí, en la mayoría de los casos hablando de menores de 16 años, quien brinda los juegos son papá o mamá. Y los padres, ya sea por que no les importa, por ignorancia o por el argumento que me quieran dar, no ponen atención en lo que les están dando a sus hijos.

Cuantas veces, cuando vamos a comprar nuestros juegos, vemos al niño que, valiéndose del berrinche, de una buena nota, o de su cumpleaños, le saca a sus padres el GTA V, Halo, Gears of War, Call of Duty, Battlefield, etcétera, sólo por qué está de moda, o por que es de “pros” jugarlo. Y sin embargo, se les está exponiendo a cosas realmente fuertes, que, aunque sabemos que están ahí, en alguna parte del mundo, no es positivo que menores de edad conozcan sobre ellas.

El punto de todo esto es: Pongamos atención en lo que juegan nuestros familiares pequeños, y sobre todo, ya tan cercanos a fechas donde los regalos abundad, y donde entre estos regalos habrá muchas consolas y juegos; hagámosle saber a los responsables de los niños sobre la clasificación de la ESRB, así ellos quizá le tomen más importancia a lo que sus hijos jueguen.

9kl1.png

El contenido de este texto es responsabilidad del autor.


2


1 Comentario


en las tiendas departamentales  ya le dicen a los papas que los títulos son para adolescentes y adultos. Que la responsabilidad del juego ya es de el. 

0

Share this comment


Vinculo a comentario
Player
Estás comentando como invitado. Si tienes una cuenta, porfavor inicia sesión.
¿Qué opinas?

×   Has pegado contenido con el formato.   Remover formato

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead