Search the Community: Showing results for tags 'fan fest'.

  • Search By Tags

    Separadas por comas
  • Search By Author

Nivel


Intereses


Juegos favoritos


Pagina Web


Nintendo Network


FC 3DS


PSN


Gamertag


Steam


Twitch


YouTube


Otro


Juego


Juego


Facebook


Google+


Twitter


Youtube

Found 1 result

  1. Xbox Fan Service

    Microsoft tiene una nueva tradición en México: Reunir a los fans de su marca y hacerles una especie de EGS privado, con mucho amor y obviamente mucho mejor. No es para quejarse, es maravilloso que existan empresas privadas que crean en el país como un lugar próspero para la distribución, venta y consumo de sus productos. Xbox México aplica una vieja conocida, la del repartidor de dulces de escuela pública buscando a su público potencial, llevando sus cosas de grupo en grupo, que a veces le compra, y a veces no. Xbox Fan Fest es eso, una degustación de juegos que ya conocemos, que probablemente aún no hemos jugado y por eso mismo no hemos adquirido. A veces nos trae sus "joyitas" nuevas, que no han pasado por nuestras habidas manos y paladares digitalizados como, en esta ocasión, el Xbox One X, lo último en consolas, o así lo cree Microsoft. La premisa es cierta, para ir al Xbox Fan Fest hay que ser un verdadero fan. Los tiempos de espera, al menos para los días no-vip, son prolongados pese a la división en dos turnos. Ir al Fan Fest implica redescubrir el mismo caos de la primaria a la hora de la salida, esperar en el patio la hora de reencontrarnos con lo más ansiado del momento. ¿Cómo podemos aguantar estar de pie por poco más de media hora? Con un mes de Xbox Game Pass gratuito para todos los que hacen fila para pasar por filtro y acceder al turno vespertino. La entrada era a las 2 de la tarde. La demanda por conocer el nuevo integrante de la familia Xbox provoca una fila enorme donde se atraviesa el Xbox One S para que los asistentes puedan matar el tiempo mientras llegan al Xbox One X. Fila del sábado al exterior del foro donde se realiza el Fan Fest. | Foto: NSM La primera noche es exclusiva, literalmente Bajo el argumento de reunir a sus verdaderos Fans, la mecánica de la primera noche del Xbox Fan Fest es excluyente. Alguna vez alguien nos ha dado alguna ventaja exclusiva a cambio de un esfuerzo considerablemente alto, y de eso trata. Las primeras 50 personas que fueron corriendo al Ángel de la Independencia para obtener su pase de primer noche fueron los que menos se tuvieron que romper la cabeza para ganar. La dinámica de la edición anterior estuvo justificada por los invitados especiales y las sorpresas materiales a las cuales el público apela innegablemente, además de las exageradas pero amables amenidades entre las cuales habitaban unos excelsos taquitos dorados miniatura acompañados de una coloquial helodia (cerveza) en su botella. El evento del día viernes no permitió el ingreso de menores de edad al inmueble. En esta edición por supuesto que hubo regalos y amenidades me gusta esa palabra. Primero el souvenir predeterminado de casi toda marca: Una mochilita bordada y una playera reciclada de algún modo, un año de Xbox Game Pass, un código para Crimson Skies y algunos, entre sus nuevos recuerdos, traían oculto un cupón canjeable por un mando Xbox y membresías Gold por un año. Por medio de rifas, también estaban dos Xbox One S y un Xbox One X para ser obsequiadas. Más de un asistente a la primera noche probablemente se sintió ofendido porque no obtuvieron una igualdad en privilegios (al no obtener regalitos costosos) pero también hay que entender que Microsoft no puede seguir regalando controles indiscriminadamente. Recibimiento a los Fans la noche del viernes. | Foto: XboxMexico Fan Fest, en vivo desde el hogar Desde el viernes se calientan los motores. Gabriel Alcántar, acompañado de su voz carismática, de su desarrollada habilidad para improvisar y un lenguaje que no dice nada más que lo que representa para la marca, conduce un despacho desde el recinto: completamente en vivo, a color, para todos ahí afuera, para los que no pudieron asistir, en Facebook Live, en YouTube y en esa cosa de baja latencia que incentiva Microsoft, Mixer. El video se ve mal. Minutos después, inicia un breve mensaje del director de Xbox para América Latina, Erick Baca, antecedido por la recapitulación de Naxla Mina, PR Lead de Xbox, sobre algunos obsequios de la primera noche y el increíble comentario de Edgar Hernández, Gerente de producto Xbox, como si no existieran los videojuegos 4K fuera de las consolas. Para cerrar la presentación, la rifa de dos Xbox One S y un Xbox One X. Afortunadamente, y como descanso a la saturación que provoca Xbox México en sus redes, no hubo cameo de los rostros locales de Xbox, Gabo y Diana. El audio y el vídeo se escucharon mal en todo momento, y producción parecía ausente. Definitivamente el Xbox Fan Fest es una experiencia que no estamos preparados para vivir desde la comodidad de nuestras casas. Para comenzar, la experiencia requiere que sea completamente presencial y se incentiva el uso de la selfie como prueba de nuestra existencia para hacerle ruido a Xbox, y eso no es malo. Lo malo viene cuando se intenta hacer una transmisión en vivo sin contenidos interesantes y bastantes fallas de origen. Después del torneo, ¿Qué hay? ¿Las estaciones de juego? ¿Y para qué verlas si ya no se puede acceder al evento o interactuar con ellas? Son anuncios para los asistentes del domingo. Lo más divertido viene cuando el Twitter de Xbox México se convierte por dos días en pantalla de centro comercial para guiar a los asistentes al evento. Los comentaristas, también autodenominados casters, narrando en Xbox Fan Fest | Foto: NSM Xbox procura fortalecer la presencia de los eSports en México, haciéndolo de la mano de Gamelta lo que da como resultado, lo mismo de casi siempre: Es mejor cuando se ve únicamente la imagen del juego que el ver como tratan de rellenar el tiempo muerto mientras comienza el torneo como tal o la siguiente ronda. (Tocaremos ese tema en otro artículo) Conclusión Los eventos por invitación o masivos de Xbox son cartas de presentación dirigidas al público que ya lo conoce y para cautivar a nuevos jugadores (Tome una galleta, capitán obvio). En esta ocasión, Microsoft procura expresar su agradecimiento a todos sus fans permitiéndoles probar e intercambiar experiencias de juego dentro de un complejo provisto por la marca. El evento no se ha terminado, y la gente tendrá aún más que decir después de la despedida y el cierre. Juzgar a un evento por el tipo de regalos es inevitable pero también es despreciar lo que está detrás de ello desinformadamente. Con una enorme pantalla, los asistentes pueden sentarse por horas y apreciar la final de los torneos, para educarse sobre los juegos como una actividad lúdica que supone un reto para los sentidos humanos. Más allá de los premios, es fundamental garantizar una producción a la altura de la marca para cautivar sentidos, satisfacer expectativas y, sobre todo, incentivar a los usuarios a sumergirse en la vorágine de la cultura de videojuegos y que tomen lo que cada quién considere mejor y pertinente para su desarrollo personal. El área infantil de Xbox Fan Fest 2017, donde los niños se divierten. | Foto: NSM Sin lugar a dudas, el hecho de hacer en México un evento dirigido casi por completo a su público en general solo para jugar es un gesto que se agradece. Esperemos que Microsoft aprenda con cada edición de Fan Fest sobre sus errores de organización y producción, proponga actividades más diversas para su público presencial como las que había llevado a cabo en 2015 cuando lanzó la idea del Fan Fest desde el Foto Museo Cuatro Caminos donde, por ejemplo, aparte de poder jugar Tomb Raider podíamos experimentar un reto relacionado a la mecánica del juego: Alcanzar objetivos superando obstáculos que suponen un trabajo físico además de trabajar en mejores estrategias para que el público en casa pueda participar o al menos no aburrirse viendo el streaming. A final de cuentas, se trata que todos terminen contentos, que valga la pena y no solo cubrir simples cánones de belleza para los medios. La diferencia entre un Fan Fest y un Fanservice está en los contenidos y como se exhiben al público. Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición oficial de NSM.