Search the Community: Showing results for tags 'fps'.

  • Search By Tags

    Separadas por comas
  • Search By Author

Nivel


Intereses


Juegos favoritos


Pagina Web


Nintendo Network


FC 3DS


PSN


Gamertag


Steam


Twitch


YouTube


Otro


Juego


Juego


Facebook


Google+


Twitter


Youtube

Found 3 results

  1. Reseña: Titanfall 2

    En un hostil mundo donde los FPS te disparan con repetitivas mecánicas, es agradable encontrarse propuestas como Titanfall. El primer juego, desarrollado por ex-empleados de Infinity Ward (Call of Duty: Modern Warfare) sorprendió en el 2014, y sólo dos años después su secuela nos trae mejoras y una campaña completa por primera vez. Desarrolla: Respawn Entertainment Publica: Electronic Arts Plataformas: PC, PS4, Xbox One Estreno: 28 de octubre del 2016 Género: FPS Es raro cuando yo juego algo en línea; ya que nada puede superar la exquisita experiencia de ponerte en los zapatos de un protagonista mientras se desarrolla una inmersiva experiencia (y sí, también apesto en la escena competitiva en línea). Titanfall y yo nos conocimos en el 2014, y aunque tuvimos nuestras diferencias porque él sólo ofrecía juego en línea y creí que eso no era lo mío, empezamos a congeniar bien. ¡Cómo no hacerlo! Si sus disparos ofrecían tanta velocidad, agilidad y cuando creías que todo se podía tornar monótono, un enorme Titán era invocado para darle la vuelta al marcador Y aunque agresivamente Titanfall me mató y humilló decenas de veces, a veces me daba la enorme satisfacción de eliminar a mis contrincantes mientras mi piloto corría sobre una pared, o bien, me permitía aplastarlos con mi Titán. ¡Pocos juegos hacen que te veas tan bien mientras eliminas! Es por lo anterior que el primer Titanfall se coronó como uno de mis juegos favoritos en línea. Pero, a pesar de mi gusto por esta modalidad, el mejor anuncio de la secuela es que Titanfall 2 tendría campaña. Modalidad para un jugador (o Modo “Apesto en Línea”) Titanfall 2 tiene una campaña de aproximadamente 9 horas de duración. Y, esta vez es una campaña de verdad, no un tutorial glorificado. Personalmente al inicio creí que se trataba de un modo hecho al aventón sólo para decir que ahora sí tienen campaña; afortunadamente me equivoqué: el modo offline de Titanfall 2 sorprendentemente propone algunas cosas nuevas y siempre te mantiene entretenido. Además de las ágiles corridas por la pared, el doble salto y deslizarte por la tirolesa, hay un par de artilugios durante la campaña te permitirán “cambiar de época” con un solo botón o activar algunos switches a distancia. Esto abre paso a un sinfín de posibilidades que se pueden encadenar entre sí. Por ejemplo, correr por una pared, saltar hacia el vacío y activar un switch justo a tiempo para continuar corriendo por otra pared que acaba de aparecer. A diferencia de otros FPS, casi la mitad del juego estarás brincando y haciendo acrobacias, mientras la otra se diversifica entre balaceras acrobáticas a pie, o encima de tu poderoso Titán. Otras habilidades que diversifican aún más la acción es la capacidad de hacerte invisible por un breve periodo, y, en la modalidad en línea hay un gancho para transportarte rápidamente de un lado a otro, un piloto holográfico para confundir a tus enemigos y un cuchillo que revela la locación del enemigo. Mi mascota el Titán La historia de Titanfall 2 intenta explicar la conexión entre un Titán y su piloto. Esto suena muy prometedor al inicio, pero lo que tiene de buena la campaña en diseño de nivel y diversión, lo tiene de malo en historia y diseño de los protagonistas (gráfico y narrativo). ¡Ambos son bastante genéricos! Para intentar fortificar esta conexión, es posible que el jugador elija entre dos respuestas cada vez que el Titán te pregunta algo. Lo malo es que las respuestas no afectan en nada y tus únicas opciones es sonar arrogante o como un cobarde. De regreso al multijugador Si bien es impresionante cómo hubo tantos aciertos en la campaña sin tener una experiencia previa; es de esperarse que el multijugador construya más allá de lo que ya había ofrecido su predecesor. Además de los modos y características que ya esperas, mapas nuevos, más titanes y bastante personalización, Titanfall 2 ahora permite unirse a clanes, el sistema de experiencia se mejoró para obtener beneficios sin importar si ganaste o perdiste y es más rápido (y sencillo) que nunca entrar a otra partida. + El adictivo multijugador en línea de Titanfall está de regreso + El multijugador tiene mejoras significativas + La campaña es bastante divertida y propone mecánicas inesperadas + Los coleccionables le agregan rejugabilidad a la campaña - Diseño de personajes e historia son genéricas y predecibles - La mayoría de los jefes se eliminan sólo disparando y medio esquivando La campaña es justo lo que el juego necesitaba para consolidarse como una de las franquicias más fuertes de EA. A pesar de la calidad del multijugador, la campaña no se ve opacada y es totalmente factible que alguien adquiera este juego sólo por alguna de las dos modalidades; aunque si te interesan las dos, Titanfall 2 y sus titanes serán tus nuevos mejores amigos.
  2. Reseña: Homefront: The Revolution

    The Revolution es la secuela para Homefront (2011) y que llega cuatro años después de su anuncio debido a un montón de altas y bajas en su desarrollo. Ya en manos de Deep Silver (Saints Row, Dead Island) el equipo por fin lanza este FPS con mecánicas de mundo abierto que no están nada mal, pero sí realizadas a medias. Publica: Deep Silver. Desarrolla: Dambuster Studios. Salida: 17 de mayo de 2016. Género: FPS. Plataformas: PS4, Xbox One (versión reseñada), PC. Un pasado que juega en contra. ¿Qué es lo que hace bueno a un juego?, ¿acaso su historia?, ¿una calidad gráfica que permita ver los poros del personaje?, ¿rostros que se quedarán por siempre en tu memoria? Yo creo que es un poco de todo lo anterior; en los videojuegos como en la vida en sí, hay equipos y proyectos que dan ese paso más allá de lo esperado y nos marcan. Otros no lo hacen y son como Homefront: The Revolution. The Revolution tiene una gran premisa y debe mencionarse; para empezar, se sitúa en un futuro donde si bien hay tecnología, luce y suena coherente sin autos voladores ni teletransportación. De hecho, sería la tecnología y confianza en los mercados de oriente (específicamente, Corea del Norte) quienes terminarían apoderándose del resto del mundo al crearnos una dependencia enfermiza. Añorando lo que pudo ser y no es Por este lado, Dambuster Studios hace algo parecido a lo que Yager Development realizó en Spec Ops: The Line (2012), proponen un escenario donde EE.UU. no desea resolver un conflicto mundial, sino un panorama con un país en la miseria y sometido al yugo de Corea del Norte. El detalle es que, en el papel, la historia da para mucho más que el producto final. Quizás si este Homefront hubiese llegado hace un año, la respuesta hubiera sido distinta; después de los shooters mezclados con mundo abierto tan exitosos como The Division de Ubisoft y Destiny (después de tantas actualizaciones, eso sí), la vara con la que lo íbamos a medir ya tenía un nivel más alto. Pero muchos de los elementos que veo en The Revolution están presentes en los juegos que ya mencioné, como un avance con muchísimas misiones secundarias, eventos sociales, reputación y control de zonas, mejora y personalización de armas, así como mapas muy abiertos que te hacen ir de aquí para allá hasta olvidarte de los objetivos principales. Suena bien… para el 2013 En la entrega se toma el papel de Ethan Brady, el cual no solo tiene un nombre americano más genérico, sino la personalidad. O quizás ésta sea nula, pues si lo comparamos con Doom (2016) Bethesda pudo darle forma a un personaje sin hacerlo que hablase (y ni se diga de alguien como Samus Aran de la saga Metroid). Como punto a favor, Brady no es un líder de los rebeldes estadounidenses, sino que se ve involucrado a la hora de realizar una misión para el emblema del movimiento, Benjamin Walker. Así, vemos a la ciudad de Filadelfia, ícono de la libertad en los EE.UU., reducida a escombros y dividida por sectores según la ocupación norcoreana. En este contexto, la resistencia resulta muy parecida a los grupos de Metro 2033 (2010) y Last Light (2013), pero que en la generación anterior de consolas funcionó muy bien con la trilogía Resistance de Insomniac Games. Hasta el momento, ¿notan cómo a pesar de la premisa, ya en la práctica fui perdiendo el interés? Y es que una vez que comienzas a realizar las misiones, la gran mayoría son repetitivas o aburridas. Sí, los eventos sociales le añaden un buen sabor a la campaña, ¡y vaya que me gustaron! Pero no fueron lo suficientemente variadas como para invitarme a continuar jugando. La banda sonora es bastante limitada, pero es buena; de hecho, no te aburrirá y se disfruta todo el tiempo. Es un ejemplo de presupuesto musical reducido, pero bien empleado. Por otro lado, el sistema de personalización y compra de armas es bastante bueno, Homefront: The Revolution ofrece muchas opciones y, como un mundo abierto, te permite idear trampas, ataques ruidosos o puro sigilo según la situación. Si descubres que la misión es difícil para ir solo, puedes reclutar a varios miembros de la resistencia para auxiliarte o simplemente decidir hackear cámaras y crear distracciones para hacer las cosas más sencillas. Bajo la lupa Si he de criticar gráficamente qué sucede con The Revolution, lo cierto es que en general la experiencia es muy buena; no es que el Cryengine de Crytek esté en todo su esplendor, pero el trabajo final es muy aceptable y no tiene grandes problemas a la hora de cargar uno u otro episodio. Las sombras no están muy detalladas y crean un efecto algo extraño en el escenario, pero en general el desempeño es bastante aceptable. Eso sí, a la hora del guardado automático cuando tomas un arma o cambias de misión, el juego se congela por un par de segundos, ¡ouch! + Un EE.UU. sometido donde sus libertadores viven bajo una situación de guerra coherente. + Muchas opciones de misiones secundarias que rompen con la monotonía de la historia principal. + Personalización de armamento digno de ser explorado a fondo, así como un montón de opciones de vehículos y acercamientos a las misiones. - - La trama se torna repetitiva y hasta cae en el cliché. - La campaña no tiene la carga emocional suficiente que te haga seguir jugando, por lo que se ve opacada por otros como The Division y Destiny. - Gráficamente es aceptable, pero se esperaba más del Cryengine. Existen ocasiones en que no se puede separar el contexto de un juego con el resultado final y ese es el caso de Homefront: The Revolution. Como un título que vivió en el limbo del desarrollo por cuatro años, el resultado es aceptable, aunque en comparación a lo que ya ha estado en nuestras manos durante los últimos meses, se queda corto. Este Homefront es un montón de buenas ideas que hechas a medias; se nota cómo Dambuster Studios no pudo dar ese paso que lo convirtiera en algo especial.
  3. Hace unos días tuvimos la fortuna de ser invitados por Blizzard Entertainment para probar Overwatch por primera vez en su modalidad para consola, esta ocasión en su versión para PlayStation 4. Es ya un hecho que muchos de los FPS han caído en una zanja donde no han hallado nuevas formas de expandirse y mejorar, sin embargo Blizzard está trabajando arduamente para darle algo de frescura a un género que muchos consideran constantemente reciclado. La mayoría sabemos que se pudo probar el título mediante su Beta cerrada en PC pero seguramente teníamos dudas respecto a si vale la pena o no una versión para consola, siguiendo con el pensamiento que dicta que los juegos en PC se disfrutan en su máximo esplendor. Para empezar el juego se adapta de una manera muy noble al control de PS4, con la suavidad de sus gatillos y la versatilidad de sus sticks. Otra de las cosas importantes de los juegos FPS es su frame rate cosa que Overwatch, en su versión para PS4, ha cuidado muy bien, pues no hay cortes de ningún tipo, inclusive si en el modo multijugador te encuentras rodeado de todo tu equipo o del contrario y hay una interminable lluvia de disparos. En cuanto a los personajes, encontraremos un gran número de ellos, de hecho más de los que podríamos desear. Cada uno de ellos con cualidades únicas que harán un equipo altamente customizable, por ejemplo, tendrás a personajes dentro de la clase de defensa, curación, ataque, etc, si embargo cada uno de ellos tiene su propia personalidad lo suficientemente marcada para que prefieras elegirlo por su aspecto e historia que por lo que finalmente hará en el campo de batalla. Estas habilidades en conjunto con las del resto de tus compañeros crearán una personalización final de equipo, esto se traduce a que si hay más personajes de curación y ataque que de defensa, tu estrategia será más de campo abierto y fuego constante acompañado de tu ángel guardián para recuperaciones breves, esto causará que puedas o hasta debas pensar en la estrategia específica o en un equipo balanceado, depende de cómo desees atacar. No paraba de pensar en que era un juego FPS con el sello de calidad de Blizzard pero hecho de una manera noble a diferencia de lo que tiene acostumbrada a su audiencia. Overwatch no deja de parecerme un juego agresivo y a la vez cuidadoso, como si un producto de Pixar o Dreamworks se tratase, con ese aspecto de animación simpática para todo público pero lo suficientemente fuerte para querer salir a disparar a quemarropa, pensando claramente en el tipo de personaje que estás manejando, pues han logrado muy bien que te enfoques más en el tipo de héroe que has elegido que en la clase a la que pertenece. Overwatch sin duda está presentando una experiencia fresca que me ha dejado con ganas de más, sobre todo de conocer el trasfondo de cada uno de los personajes, cosa que ya se está realizando de manera externa al juego con materiales como cinematicas, o comics que realmente están logrando darle el lugar y la presencia a los personajes dentro de la saga. Todo esto sin mencionar mi particular sorpresa por el buen trabajo de doblaje que se ha realizado en México para el juego. En resumen: el desempeño tanto de controles, gráficos y procesamiento en PS4 es ciertamente satisfactorio, sin alguna duda de que su desempeño vaya a ser tan excelso que en su versión para PC. Así que no queda más que esperar a la fecha final o al beneficio de la beta abierta si haces la preventa del juego antes de la fecha señalada.