Search the Community: Showing results for tags 'organización mundial de la salud'.

  • Search By Tags

    Separadas por comas
  • Search By Author

Nivel


Intereses


Juegos favoritos


Pagina Web


Nintendo Network


FC 3DS


PSN


Gamertag


Steam


Twitch


YouTube


Otro


Juego


Juego


Facebook


Google+


Twitter


Youtube

Found 1 result

  1. El trastorno por videojuegos es un problema real y serio, así lo asegura la Organización Mundial de la Salud (OMS) al incluir a la enfermedad mental dentro de la próxima Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11). De acuerdo a la OMS, el trastorno por videojuegos se trata de un padecimiento que conlleva el jugar de forma continua y recurrente, dando lugar a que el jugador no pueda controlar la conducta en temas de duración, frecuencia, contexto, intensidad y finalización de las sesiones de juego. La enfermedad hace que el sujeto le de suma prioridad a un videojuego sobre otras actividades de suma importancia como comer, dormir, relacionarse con otros seres humanos, que a su vez afecta sus relaciones personales y laborales. Estamos hablando de un trastorno que afecta al individuo como cualquier otra adicción lo haría. En una publicación de la revista New Scientist, Vldimir Poznyak, responsable del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS, señaló que la gran mayoría de las personas que suelen jugar videojuegos no padecen este trastorno, pero es un tema en el que los profesionales de la salud deben estar al tanto y reconocer la presencia de la enfermedad mental. De la misma manera que alguien consume alcohol no significa que sea un alcohólico, "hay que distinguir lo que son adicciones y lo que es uso problemático, por ejemplo, si te causas daño a ti o a terceros con esa conducta", explica Helena Matute, directora del Laboratorio de Psicología Experimental de Deusto, argumentando que quizá esto no deba atribuirse a un nuevo trastorno. A principios de este año un grupo de especialistas recalcó que hay que tener mejores bases para declarar al problema como un nuevo trastorno, lo que de acuerdo a ellos sólo generaría "el desperdicio de recursos de salud pública y para evitar causar daños a los videojugadores sanos de todo el mundo". Fuente: El País