Search the Community: Showing results for tags 'people can fly'.

  • Search By Tags

    Separadas por comas
  • Search By Author

Nivel


Intereses


Juegos favoritos


Pagina Web


Nintendo Network


FC 3DS


PSN


Gamertag


Steam


Twitch


YouTube


Otro


Juego


Juego


Facebook


Google+


Twitter


Youtube

Found 1 result

  1. Reseña: Fortnite

    Los creadores de Gears of War desechan mucho de la franquicia que les dio renombre internacional y lanzan un multijugador, con base en defensa de torre, que denota su largo y –seguramente- tumultuoso período de desarrollo, el cual se convertirá en un free to play en algún momento del 2018. Desarrolla: Epic Games, People Can Fly. Publica: Gearbox Software. Sistema: PC, PS4, Xbox One (version reseñada). Fecha de salida: 21 de julio del 2017 (acceso anticipado). Género: Shooter, Estrategia. CUANDO LLEGAS A LA FIESTA, PERO YA PARTIERON EL PASTEL Uno de los grandes retos que enfrentan los desarrolladores de videojuegos actuales es que la mercadotecnia dicta, de manera muy vertiginosa, cómo es que consumimos sus creaciones. Solo hace falta ver lo que Ubisoft mostró en E3 2017, Skull and Bones, una versión corregida y aumentada de lo que Rare viene mostrando desde hace casi tres años: Sea of Thieves, un mundo masivo de batallas navales con piratas. Y es que así son las cosas; cuando a ti se te ocurre una buena idea, no significa que tengas éxito garantizado al llegar el momento de desarrollarla; darle forma y hacer que todo encaje es sin duda un reto creativo y que afecta al bolsillo. Parece que Epic Games vivió un proceso de desarrollo que, no solo inició en 2011 sino que incluso en la salida de su acceso anticipado se percibe un aire inacabado. INTENTANDO CREAR UNA CONEXIÓN El mundo de Fornite es uno en el que los humanos hemos desaparecido casi por completo; después de un extraño cataclismo, la población ha quedado reducida al 5% de la original y los pocos sobrevivientes se dedican a buscar y salvar al resto. Ahí entras tú, la comandante Ramírez, líder de la resistencia contra los monstruos que nos acechan. Epic Games no se ha concentrado mucho en la historia, lo cierto es que tampoco sentimos que la necesitase, pero ¿y si se hubiera apoyado más esta característica? Lo que sí resalta es la personalidad y el trabajo de actuación de voz de los robots que te ayudan a restarle terreno al enemigo. En verdad son muy carismáticos y sentimos que nos hizo falta mucha de su presencia a lo largo del juego. Fortnite se maneja de una manera muy lineal, pues aunque sus escenarios son bosques, campos y algunas ciudades, que a su vez se generan de manera aleatoria, los objetivos son similares, tales como ir de un punto a al b, rescatar a equis cantidad de humanos o simplemente resistir, con algunas variantes según el momento de la campaña. RECOLECTA, CONSTRUYE Y ANIQUILA Así, su campaña te muestra uno de los pilares del proyecto, la recolección de materiales y creación de fortalezas, con base en un sistema de construcción muy sencillo. Quizás demasiado, pues estamos hablando de que prácticamente con dos botones puedes darle forma a un muro, escaleras, piso o techo, con ciertas variantes como murillos que sirven para frenar el avance del enemigo y trampas, que no necesitan de mayor complejidad que elegir cuál quieres con base en tus materiales disponibles. Ramírez solo elige la cuadrícula en la cual Fortnite te permite construir (sí, ni siquiera es tan libre) el material, si el elemento tendrá una ventana o puerta y eso es todo. Aquella persona que se encuentre buscando algo como el sistema de creación en Minecraft o State of Decay se sentirá decepcionada, pues lo único que varía son el tipo de trampas (modificando su alcance y daño) así como la cantidad de elementos en pantalla. Tras cada misión recibirás tarjetas y piñatas (sí, en serio) las cuales te darán mejoras de arma, nuevas armas, héroes y materiales especiales, al igual que bonificaciones de experiencia o tiempo. Pero los más interesantes son los héroes, pues con ellos irás realizando tu propio comando contra los monstruos y están clasificados de acuerdo a la rareza y fortalezas, como sus puntos de vida, habilidad y rapidez para construir, entre otras. NO SÉ SI QUIERO SEGUIR AQUÍ Pero las cosas empiezan a complicarse cuando rondas la sexta misión de la campaña, pues no sentimos una verdadera necesidad de volver a explorar los escenarios anteriores; por ejemplo, o que la historia evolucionara al punto de importarnos qué le sucedía al resto de los sobrevivientes. Sin duda Epic perdió la oportunidad de crear un vínculo con los usuarios de Fortnite. Si lo miramos bajo la lupa de lo técnico, Fortnite no está tan pulido como se esperaría de Epic Games; verán, si ya tenemos un diseño de personajes y niveles que no calcula tantos enemigos en pantalla y de apariencia caricaturesca, le resta puntos el que los tiempos de carga rocen los 40 o 45 segundos, además de ser muy constantes. Moverse entre una pestaña y otra, después de cada combate, resulta un embrollo ya que hay un retraso de los botones para aceptar o cancelar acciones (al menos en la versión que lo estuvimos jugando). Para jugar Fortnite es indispensable estar conectado a Internet, pues hay misiones básicas que se juegan junto a otros usuarios (y sí, los tiempos de carga son todavía peores) y los elementos de estrategia son todavía más volátiles; fiarse de lo que hará el otro jugador es difícil y las parties con otros jugadores también suelen tener problemas de conexión (cuando jugamos, fuimos botados entre dos y tres veces de la partida antes de poder terminar una). Ya que existen tres versiones en consola para adquirir, se complica el invertir dinero en Fortnite cuando nunca sentimos la necesidad de hacerlo. Esto, por una parte, es sumamente positivo pues no es un juego en el que la complejidad de su mecánica te orille (de raíz) a gastar dinero en él para ganar. Por el otro lado, los héroes y mejoras no son tan interesantes para pecar con la tarjeta de crédito y adquirir Vinderpavos, su moneda virtual. Si te haces del paquete básico, quizás ni sientas la necesidad de mejorar tus armas con una tarjeta especial para los que sí paguen, pues la progresión es bastante coherente. + Un sistema de construcción fácil de dominar y que no te orilla a invertir en microtransacciones. + El estilo de personajes se aleja por completo de Gears of War y nos muestra a un Epic Games, más divertido y encantador, con sus robots anfitriones. - Hacen falta más elementos que solo muros, trampas, puertas y escaleras; además, con el ambiente controlado de los elementos se queda muy atrás en comparación a otros como Minecraft. - Los tiempos de carga son una lata y la necesidad de estar conectado a Internet entorpece las partidas en línea, así como la progresión en la campaña individual. - Aunque Fortnite se hace llamar un defensa de torre, la estrategia está limitada la mayor parte del tiempo por los escenarios y las pocas mecánicas de juego. No le llega ni a los talones de Plants vs. Zombies, Clash of Clans u Orcs Must Die. En Fortnite hay muy buenas ideas, pero que han fallado al momento de llevarlas a cabo. Si bien se agradece que no sea un infame pay to win, sí refleja el desarrollo tardío que Epic Games vivió con él durante los últimos seis años; en general, hace falta variedad en los elementos de construcción y una conexión con el jugador, ya sea en forma de personajes o historia, que te anime a invertir tu tiempo en él. Y mira que eso es algo difícil de hacer en una época en la que hay lanzamientos AAA prácticamente todos los días.